Reclamando Nuestra Sangre Sabia

El poder sagrado de la sangre menstrual

La sangre menstrual solía ser la sustancia más sagrada de la Tierra, y ahora la ciencia está descubriendo sus increíbles poderes curativos …

Los cristianos gnósticos solían llamar a su religión synesaktismo, otra palabra para Agape, que significa “El camino del shaktismo”, en referencia a la adoración tántrica de yoni.

Uno de los rituales más importantes era preparar una ‘bebida de inmortalidad’ hecha de sangre menstrual, que está llena de células madre curativas, que en realidad pueden activar nuestra capacidad celular para regenerarnos y transportarnos a estados endocrinos de éxtasis. O, en un sentido espiritual, nos abre a la Frecuencia del Amor y la Vida Eterna, transportándonos a otra Dimensión, llamada Cielo, Paraíso, Nirvana, etc.

Esta “Fiesta del Amor” o “Matrimonio Sagrado”, una parte central de los Misterios Menstruales, fue finalmente declarada una herejía y a partir de la cual se prohibió a las mujeres participar en los ritos cristianos. Sin embargo, el ‘Poder de la renovación, el renacimiento y la resurrección‘, previamente asociado con el Santo útero y la Sangre menstrual de la Divina Madre, se transfirió a la historia de Jesús y su ritual de la Eucaristía: ‘hic est sanguis meus’, este es el cáliz de mi Sangre ‘- donde los adoradores’ bebieron su sangre ‘para obtener el poder del Renacimiento a través de él.

En la mayoría de los mitos y religiones antiguas, en todo el mundo que datan de cientos de miles de años, el poder del renacimiento siempre ha sido una bendición de la matriz femenina, encarnada y dotada por sacerdotisas sagradas de la matriz en muchas culturas. Nunca había sido sostenido por un hombre. Aunque hay muchas leyendas sobre los “poderes menstruales de las chamanes” robadas por los dioses masculinos.

El Santo Grial, en su verdadera esencia original, es la matriz.

Las mujeres nacieron hace muchos, muchos miles de años en lo que podríamos llamar “Inocencia Original“, antes de que muchas de nuestras capacidades genéticas quedaran desactivadas, muchas sostuvieron este poder de forma natural, como un derecho de nacimiento, compartido con sus tribus en rituales de renovación.

Desde aquellos tiempos, una vez que se perdió el derecho de nacimiento, las mujeres de muchos linajes y culturas, sacerdotisas de la matriz, han practicado muchas formas variadas de curar y abrir el útero, para que pueda encarnar una vez más la frecuencia del Amor, de la Inocencia Original, para que que la capacidad de las células madre energéticas y físicas pueda activar estados de conciencia más puros y activar una curación regenerativa increíble. Este conocimiento casi se ha perdido en los últimos mil años, ya que se ha fragmentado, dispersado y destruido deliberadamente.

Ahora está deseando regresar, para “renovar nuestros territorios” como dicen los mitos.

A principios de este año, nuestra escuela se reunió con un destacado científico de investigación internacional que trabaja con células madre de la sangre menstrual. Su investigación indicó que tenían la capacidad de hacer “milagros”. Describió cómo la primera vez que usó células madre de sangre menstrual sintió que había “renacido“: un hombre no mu ágil ya a sus cincuenta años, había tenido que correr alrededor del bloque porque tenía mucha energía. Otro científico investigador en sus años sesenta que trabajaba con células madre había experimentado un cambio de cabello de gris a negro en su juventud en cuestión de meses. En todo el mundo, en secreto, estos experimentos están ocurriendo en China, Rusia, India y otros países.

Mientras que las mujeres están cediendo su poder a las ideologías patriarcales, toman drogas para detener su ciclo menstrual, usan tampones blanqueados y llenos de químicos que causan cáncer para detener el flujo, y ven a su menstruación como una “maldición” inconveniente de la que se avergüenzan, los científicos están usando este poder para experimentar altos estados físicos y espirituales.

¿No es hora ya de que recuperemos nuestro poder femenino? Hagámoslo honrando las sagradas propiedades regenerativas de la “Floración” de nuestros Vientres.

La evidencia de lo sagrado de la menstruación en todas las culturas antes del surgimiento del patriarcado dominado por los hombres está bien documentada …

* Los maoríes declararon explícitamente que las almas humanas están hechas de sangre menstrual, que cuando se retiene en el útero “asume forma humana y se convierte en un hombre.

* Los africanos decen que la sangre menstrual se “congela para formar un hombre“.

* Aristóteles dijo que la vida humana está hecha del “coágulo” de sangre menstrual.

* En la teoría hindú, en la forma como crea la Gran Madre, sus sustancias se espesan y forman una cuajada o un coágulo. Esta fue la forma en que ella dió a luz al cosmos, y se dice que las mujeres emplean el mismo método en menor escala.

* Los indios de América del Sur dijeron que en un principio toda la humanidad estaba hecha de “sangre de luna” .

* En la antigua Mesopotamia, creían que la Gran Diosa Ninhursag hizo a la humanidad de barro que infundió con su “sangre de vida“.

* Adán, proviene de la palabra del adamah femenino que significa “arcilla sangrienta“. La historia bíblica de Adán fue sacada de un mito de creación más antiguo orientado hacia las mujeres que narra la creación del hombre a partir de la arcilla y la sangre de la luna.

* En la historia de la creación del Corán se dice que Alá “hizo al hombre de la sangre que fluye“; pero en la Arabia pre-islámica, Alá era la diosa de la creación, Al-Lat.

*Plutarco dijo que el hombre estaba hecho de tierra, pero el poder que hacía crecer un cuerpo humano era la luna, fuente de sangre menstrual.

* Los dioses dependían del poder milagroso de la sangre menstrual. En Grecia fue llamado eufemísticamente el “vino tinto sobrenatural” que la Madre Hera dio a los dioses en su forma virgen, como Hebe.

* La Gran Madre se manifestó como el espíritu de creación (Kali-Maya). Ella “invitó a los dioses a bañarse en el sangriento flujo de su vientre y a beber de él; y los dioses, en santa comunión, bebieron de la fuente de la vida y se elevaron al cielo.”

* “Hic is sanguis meus” – “este es el cáliz de mi sangre” tal como se habla en la Eucaristía cristiana se refiere en su origen a la sangre menstrual de la Gran Madre, no a Cristo.

* Hasta el día de hoy, las ropas supuestamente manchadas con la sangre menstrual de la Diosa son muy apreciadas como amuletos curativos.

* Para las ceremonias religiosas, los aborígenes australianos pintaron sus piedras sagradas y a sí mismos con ocree rojo, declarando que representaba la sangre menstrual de las mujeres.

* El secreto esotérico de los dioses era que sus poderes místicos de longevidad, autoridad y creatividad provenían de la esencia femenina de la sangre menstrual.

* El dios nórdico Thor alcanzó la tierra mágica de la iluminación y la vida eterna al bañarse en un río lleno de la sangre menstrual de una “giganta”, es decir, de las Matriarcas Primales, las “Poderosas“.

* Odin adquirió la supremacía robando y bebiendo la “sangre sabia” del caldero triple en el vientre de la Madre Tierra, la misma Diosa Triple conocida como Kali-Maya en el sureste de Asia.

* El robo de magia menstrual de Odín fue paralelo al de Indra, quien robó la ambrosía de la inmortalidad de la misma manera.

* Soma fue producido por la “agitación del mar primordial“, que representa la sangre menstrual de la Diosa Madre. Fue bebido por los sacerdotes en ceremonias de sacrificio y mezclado con leche como un hechizo de curación.

* En una antigua ceremonia llamada Soma-vati, las mujeres de Maharastra rodeaban la sagrada higuera simbólica cada vez que la luna nueva caía un lunes, el día de la luna.

* La diosa madre bajo su nombre de Lakshmi, le dio a Soma a Indra para que lo hiciera rey de los dioses. Su sabiduría, poder y curiosamente capacidad femenina para el embarazo provienen de la bebida mística de Lakshmi. La sangre de la diosa se convirtió en su sabiduría.

* Los griegos creían que la sabiduría de los hombres o dioses estaba centrada en su sangre, la materia del alma dada por su madre.

* Los faraones egipcios se volvieron divinos al ingerir “la sangre de Isis“, una ambrosía parecida a un soma llamada sa. Su signo jeroglífico era el mismo que el signo de la vulva, un bucle yónico como el del ankh o Cruz de la Vida. Pintado de rojo, este lazo significaba el genital femenino y la Puerta del Cielo.

* Los amuletos enterrados con los muertos alababan específicamente a Isis para deificar al difunto con su sangre mágica. Un amuleto especial llamado Tjet representaba la vulva de Isis y estaba formado por una sustancia roja: jaspe, cornalina, porcelana roja, vidrio rojo o madera roja. Se dijo que este amuleto llevaba el poder redentor de la sangre de Isis.

* El mismo elixir de la inmortalidad recibió el nombre de amrita en Persia. A veces se llamaba la leche de la diosa madre, a veces una bebida fermentada, a veces sangre sagrada. Siempre estuvo asociado con la luna.

* Los reyes celtas se convirtieron en dioses al beber el “aguamiel rojo” dispensado por la Reina de las Hadas, Mab, cuyo nombre era anteriormente Medhbh o “aguamiel”. Por lo tanto, dio un trago de sí misma. Un nombre celta de este fluido era dergflaith, que significa “soberanía roja“. En la Gran Bretaña celta, estar teñido de rojo significaba ser elegido por la diosa como rey. Ruadh celta significa tanto “rojo” como “real“.

* El paraíso pagano o País de las Hadas se encontraba en el centro uterino de la tierra, sitio de la Fuente Mágica de la Vida. Un viejo manuscrito en el Museo Británico decía que el moribundo y resucitado Phoenix vive allí para siempre. Se dice que la Fuente de la Juventud Eterna, obviamente menstrual, se desborda una vez cada mes lunar.

* El vino de comunión bebido por las brujas era sangre menstrual. El famoso mago Thomas Rhymer se unió a un culto a las brujas bajo la tutela de la Reina Hada, quien le dijo que tenía “una botella de vino clarete aquí en su regazo“, y lo invitó a que apoyara la cabeza en su regazo. El claret fue la bebida tradicional de los reyes y también un sinónimo de sangre; su nombre significa literalmente “iluminación“.

* El romance medieval y el movimiento de amor entre cortesanos, más tarde relacionado con los cultos de brujas, fueron fuertemente influenciados por la tradición tántrica, en la cual la sangre menstrual era de hecho el vino de poetas y sabios.

* Todavía se especifica en el Rito de la mano izquierda del Tantra que la sacerdotisa que se hace pasar por la diosa debe estar menstruando, y después del contacto con ella, un hombre puede realizar ritos que lo convertirán en “un gran poeta, un Señor del mundo“.

* Cuando una niña menstrúa por primera vez, se dice que “florece” en la India. La palabra inglesa flor tiene el significado literal significativo de “aquello que fluye“.

* La Biblia también llama sangre menstrual a “la flor” (Levítico 15:24), precursora del fruto de la matriz (un niño). Como cualquier flor contenía misteriosamente su futuro fruto, la sangre uterina era la flor de la luna que supuestamente contenía el alma de las generaciones futuras.

* La crucifixión de Jesús, donde fue “herido por un costado con una laza” y la sangre vertida en un “Santo Cáliz” es una adaptación de los primeros Misterios Menstruales, donde la Madre Diosa sangra de su vientre, que es el “Santo Cáliz“.

* La historia del Grial donde muchas personas están sangrando dentro del “Castillo del Grial” es también una referencia simbólica a los primeros misterios menstruales de la Diosa.

* Los taoístas dicen que un hombre podría volverse inmortal (o al menos llegar a una larga vida) absorbiendo sangre menstrual, llamada jugo de yin rojo, de la Puerta Misteriosa de la mujer, símbolo de la energía femenina que da vida. Los sabios chinos llamaron a este jugo rojo la esencia de la Madre Tierra, el principal yin que da vida a todas las cosas. Afirman sus escritos que el Emperador Amarillo se convirtió en un dios al absorber el jugo de yin de mil doscientas mujeres.

* Un mito chino decía que la diosa de la luna Chang-O, que controlaba la menstruación, se sintió ofendida por los celos de ciertos hombros debido a sus poderes. Ella dejó a su esposo, quien se peleó con ella porque tenía todo el elixir de la inmortalidad, y él no tenía ninguno, y estaba resentido. Ella le dio la espalda y se fue a vivir a la luna para siempre, de la misma manera que Lilith dejó a Adam para vivir en el “Mar Rojo”.

* La palabra hebrea para sangre, dam, significa “madre” o “mujer” en otras lenguas indoeuropeas (e, g. Presa, damisela, señora, la dama, dama) y también “la maldición” (maldición).

* Otro símbolo antiguo común del río de sangre de la vida era la alfombra roja, tradicionalmente pisada por reyes, héroes y novias. “The Royal Road”, ahora favorecida por las celebridades de Hollywood, que son como la realeza de nuestros tiempos.

* La China taoísta consideraba al rojo como un color sagrado asociado con las mujeres, la sangre, la potencia sexual y el poder creativo. El blanco era el color de los hombres, el semen, la pasividad y la muerte. Esta fue la idea tántrica de las esencias masculinas y femeninas: el principal masculino se considera “pasivo” y el principal femenino como “activo“, lo contrario de los puntos de vista patriarcales posteriores.

* Los maoríes hicieron que todo lo sagrado se tiñera de rojo y llamara a la sangre menstrual de color rojo. Los isleños de Andaman pensaban que la pintura de color rojo sangre era una poderosa medicina, y pintaban de rojo a los enfermos en un esfuerzo por curarlos.

* Los huevos de Pascua, símbolos clásicos del útero de la diosa Eostre, se coloraban tradicionalmente de color rojo y se colocaban en tumbas para fortalecer a los muertos. Este hábito, común en Grecia y en el sur de Rusia, se expresaba incluso en las tumbas paleolíticas que se enrojecían con ocre, por un parecido más cercano al vientre de la Madre Tierra, desde donde los muertos podrían “nacer de nuevo“.

* Muchas antiguas tumbas en todas partes han mostrado los huesos de los muertos cubiertos de ocre rojo. A veces todo en la tumba, incluidas las paredes, tenía el color rojo. J.D. Evans describió una tumba en Malta llena de huesos enrojecidos, que causó temor en los trabajadores que insistieron en que los huesos estaban cubiertos de “sangre fresca“.

* Una ceremonia nacida de nuevo en Australia mostró que los Aborígenes vincularon el renacimiento con la sangre del útero. El canto realizado en Ankota, la “vulva de la tierra“, enfatizó el enrojecimiento que rodea al adorador

* Los místicos griegos “nacían de nuevo” al salir del río Styx, también conocido como Alfa, “el Principio”. Este río serpentea siete veces a través del interior de la tierra y emerge en un santuario yónico cerca de la ciudad de Clitor (griego kleitoris) sagrado para la gran madre Styx que era el torrente sanguíneo de la vagina de la tierra.

* La muerte simbólica y el renacimiento se relacionaron con el bautismo en las aguas de Estigia, como en muchos otros ríos sagrados en todo el mundo. El mismo Jesús fue bautizado en la versión palestina de la Estigia, el río Jordán. Cuando un hombre se bañó siete veces en este río, “su carne volvió a ser como la carne de un niño” (2 Reyes 5:14).

* Los gnósticos cristianos creen que el pasaje en Apocalipsis donde dice, “Vi el árbol de la vida con sus doce tipos de fruta, que produce su fruto cada mes” (Rev. 22: 2), es una alusión a la incidencia mensual del período femenino.

* Los sufíes, que también practicaban la adoración al Yoni, asociaban la encarnación femenina con el rojo y la contraparte masculina de la “conciencia” con el blanco. Los colores rojo y blanco se alternaban en el halka o círculo mágico sufí, llamado el mismo corazón del sufismo. El rosario árabe de cuentas rojas y blancas alternas tenía el mismo significado: hombres y mujeres unidos alrededor del círculo.

* En la mayoría de los bailes populares europeos, el rojo y el blanco eran los colores usados ​​por bailarinas y bailarines masculinos alternados en el “anillo de hadas” de las brujas de la Irlanda pagana, donde la diosa era adorada con el mismo nombre que la madre de la tierra tántrica, Tara. La danza se movía en sentido contrario a las agujas del reloj o en sentido de la luna, y los colores rojo y blanco representaban el mundo de las hadas o la conciencia “iluminada“.

* Los ritos a menudo estaban gobernados por mujeres mayores, debido a la antigua creencia de que las mujeres posmenopáusicas eran las personas más sabias porque conservaban permanentemente su “sangre sabia“.

Lista adaptada de la Enciclopedia de Mitos y Secretos de Mujeres por Barbara Walker en una publicación original traducida por Mayella Almazán Arreola

AVISO

Yo Soy Gaia®, sus publicaciones, documentos, productos y talleres son Marca Registrada y nuestra Propiedad Intelectual conforme a las Leyes Internacionales vigentes pero sobre todo son protegidas por la LEY DEL KARMA UNIVERSAL.

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!