Huevo Yoni: Prostitución y Mitos de Ancestralidad

Huevo Yoni: Prostitución y Mitos de Ancestralidad

LA HISTORIA DE UN MITO

En 2017, la actriz Gwyneth Paltrow empezó a vender en su página Goop, huevos de jade para uso intravaginal como parte del arsenal de antiguas herramientas de salud y bienestar de las mujeres chinas. Dicha publicación le trajo críticas en abundancia e incluso una demanda legal, pero ningún juicio ni crítica tan persistente y sostenida como la de la gineco-obstretra canadiense Jennifer Gunter que dedicó artículos enteros a cuestionar los beneficios supuestos de la práctica debido a la ausencia de evidencia científica que los comprobara.

En mi caso, al igual que muchas llegué a estas prácticas a través de la lectura del libro Amor Curativo a través del Tao: Cultivando la Energía Sexual Femenina de Mantak Chía con su entonces esposa como co-autora, pero si bien los conceptos y principios de gestión energética hicieron mucho sentido en mi mente y corazón, mi cuerpo rechazó totalmente las rudas prácticas contenidas en el texto.

No obstante, una semilla se había plantado en mí y fue ésto lo que me llevó a los talleres de prácticas taoístas femeninas en una de las escuelas de Healing Tao en Londres donde para mi alegría descubrí que las prácticas podrían ser suavizadas y optimizadas escuchando a nuestro cuerpo e intuición.  Después de unos años, decidí que al no ser china, sino mexicana, el jade no era para mí… iniciando un viaje que me llevó al cristal de cuarzo que hasta hoy es el cristal maestro, principio y final del sistema que comparto en talleres en varios países.

PROSTITUCION DEL HUEVO YONI

Años antes de que surgieran las críticas contra Paltrow, en el mundo hispanohablante ya había iniciado la prostitución del huevo yoni …. del latín pro- hacia adelante y statuere –colocar firmemente, prostituir significa poner firmemente en posición….a cambio de dinero.

Y es que -seamos claras-  son los prospectos de una ganancia económica los que están detrás de la trivialización de la práctica, y la evidencia es fácil de detectar:

  • El surgimiento de “expertas” -y también algunos varones-  “formadas” mayoritariamente después de asistir a un taller de 2 días;
  • La venta de huevos yoni de obsidiana, ónix o cualquier mineral verde que se parezca al menos de vista al “jade nefrita tradicional” que obedece a intereses relativos a costos y rentabilidad, en vez de estar fundamentados en criterios terapéuticos.
  • La propagación de “sistemas” de huevos yoni/geometrías de cristal que requieren que las mujeres adquieran una colección de minerales para asegurarse de que todas las áreas terapéuticas/chakras/vidas pasadas etc son abordados.

El huevo yoni pasa así de ser de uso de la “elite” a convertirse en cliché, pero un cliché que empieza a llamar la atención.

EL HUEVO DE JADE QUE NUNCA EXISTIÓ

En 2017, la doctora Gunter publica un artículo donde describe que después de una búsqueda exhaustiva de 5,000 objetos de jade en bases de datos chinas no encuentra evidencia de un solo huevo de jade nefrita.  ¿Y ahora ? Qué pasa con esta técnica “ancestral” de la “elite imperial china”? Es aquí que como referente en este tema me ocupo de indagar los métodos de la doctora Gunter y empiezo a cuestionarme:

¿ Es necesario que una técnica sea ancestral para que funcione ?

¿ Es necesaria la validación científica para que una práctica funcione?

Mi respuesta como puedes imaginarte, es que NO. No es importante o necesaria que la práctica sea elitista o ancestral o “mística” siempre y cuando FUNCIONE. Igualmente, la validación científica es bienvenida pero no es necesaria porque la técnica FUNCIONA no obstante.

Además, sabemos que históricamente, el conocimiento en muchas culturas fue heredado mediante la tradición oral, de modo que como doctora en ciencias me reservo el derecho a dudar de los resultados de la búsqueda de la Dra Gunter.

Más importante aún en mi opinión es la pregunta, si el uso del huevo yoni ni es ancestral ni tiene beneficios comprobados científicamente

¿ POR QUÉ funciona?

Y cuando digo que funciona es porque tengo cientos de testimonios de mujeres que se han beneficiado de múltiples formas con esta práctica como por ejemplo para lograr:

  • Equilibrio hormonal y salud menstrual.- el huevo yoni por sí mismo no lo hace, sino que debe trabajarse en conjunción con meditaciones activas y prácticas específicas. La evidencia científica a favor de las prácticas meditativas está creciendo en congruencia con los testimonio de docenas de participantes en mis talleres que reportan disminución de síntomas pre-menstruales y mejora significativa de los síntomas asociados con la perimenopausia/menopausia, entre otros muchos. Son estas prácticas complementarias las que están ausentes en los talleres “al vapor” que se ven comúnmente en redes sociales.
  • Optimización de tonificación/relajación de suelo pélvico.-  en mis talleres se complementa la práctica del huevo yoni con las técnicas somáticas e integrativas de un sistema de cuidado específico del periné que cuenta con resultados comprobados por gineco-obstetras y fisio-terapeutas. Si tienes incontinencia o sufres de prolapso, el huevo yoni PUEDE DAÑAR tu cuerpo o empeorar la situación, es imprescindible tomar esto en cuenta, por favor.
  • Acompañamiento responsable y continuidad.- Las técnicas no son caminos exprés al igual que un día en el gimnasio no te hará perder de peso. La dedicación y acompañamiento de alguien que sabe lo que hace hará tu proceso menos escabroso, después de todo es el COMO usar el huevo yoni que hará la diferencia, no es suficiente simplemente comprarlo.

EL FUTURO DEL HUEVO YONI

 ¿Y ahora ?, te preguntarás.  Pues tengo algunas sugerencias

  • Hazte responsable de tu salud ginecológica, menstrual y sexual.  Te invito a darte cuenta de que nuestra soberanía es clave para la salud holística integral.  Edúcate, pregunta, cuestiona absolutamente todo, toma las riendas de tu vida y toma decisiones informadas.
  • Exige estándares a las facilitadoras de los talleres de huevo yoni: las críticas de personas como la Dra. Gunter surgen como un reflejo de la falta total de estándares en este tipo de eventos, señalando la creciente necesidad de lineamientos fundamentados y claros que sean capaces de promover una transformación verdadera, positiva, duradera y trascendente para todas las mujeres. Aplica estas exigencias más allá aún, haz lo mismo con los talleres de sexualidad/menstrualidad/salud femenina a los que asistas.
  • Investiga el historial, preparación y los resultados obtenidos por las talleristas al aplicar estas técnicas. ¿ dónde aprendieron las técnicas ? ¿ hablan de sus maestros o maestras o se presentan como creadoras únicas de las prácticas? ¿ tienen la formación requerida para acompañar tu proceso terapéuticamente de manera sostenida o solamente te están vendiendo un cristal barato? Actualmente cuento con una sola acompañante de artes taoístas femeninas del sistema Yo Soy Gaia® certificada en Colombia y 2 acompañantes que pronto iniciarán talleres en México y Brazil. Todas ellas llevan años de aprendizaje conmigo y desarrollando sus intereses profesionales propios y no solamente han asistido a un par de talleres de fin de semana o han leído 1-2 libros.
  • Respétate, celebra tu deseo de potencializarte, de sanarte y desarrollar tus habilidades. Celebra tu curiosidad y disposición para explorar y descubrir por tí misma nuevas ideas y herramientas para tu bienestar de manera
    • informada,
    • sustentable,
    • ética y
    • responsable.

Si te interesa aprender a usar el huevo yoni, envíanos un mensaje a talleres@yosoygaia.com y te compartiremos las fechas próximas de nuestros talleres presenciales y online.

Gracias por leerme

Mayella

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!