Tao de la Mujer

  • "

La Práctica Holística del Huevo Yoni YSG® 

El sistema de prácticas taoístas femeninas de Yo Soy Gaia fue creado por Mayella Almazán Arreola en 2013 y combina su interpretación de las herramientas milenarias del sistema Healing Tao de Master Mantak Chía con la visión somática del cuenco pélvico como parte integral de la globalidad corporal y la exploración profunda del Cuerpo del Dolor como tema primordial en el desarrollo personal, profesional y espiritual de la mujer.

Las prácticas del sistema tocan cada aspecto de tu vida: cuerpo, mente, emociones y espíritu y se dividen en 4 Fases en las que te acompañamos en tu Tao de la Mujer, tu camino de ser mujer.

Las prácticas iniciales se enfocan en las sensaciones físicas, la consciencia corporal y el auto-conocimiento. Cada nivel sucesivo incorpora nuevas herramientas y expande tu conocimiento de la conexión cuerpo-mente-emoción-realidad, promoviendo no solamente tu salud integral, sino también el despertar de tu feminidad sensual corporal para aprender así a sintonizar conscientemente con tu energía sexual, la fuerza vital más poderosa del ser humano. Como consecuencia, incrementarás tu respuesta orgásmica, evitando o subsanando disfunciones hormonales y sexuales, abriéndote la puerta a una vida sexual más plena.

En los niveles avanzados, se amplía el conocimiento y las prácticad de gestión de la energía sexual a través de la respiración, el movimiento y otras técnicas del Tao Curativo que te permitirán ahondar en tu sensualidad,  profundizar tu goce sexual y aplicar tu energía vital//sexual al logro de tus objetivos y la creación de la vida que deseas.

La práctica del huevo yoni YSG® surge después de años de mis prácticas personales dentro del sistema Universal Healing Tao de Master Mantak Chia y los talleres que tomé en uno de sus institutos certificados en Londres, Reino Unido bajo la tutoría de Chris Deva North y Anamarta Antunes.

Durante mi formación, aprendí que el uso del huevo de jade provenía de una práctica espiritual que la elite imperial China practicaba desde hace más de 3,000 años y que desde alrededor de los años 70s ha siendo difundida en el Occidente a través del sistema del Tao Curativo ya mencionado. Sin embargo, el jade es un cristal que se considera sagrado y de gran importancia en diversas culturas, incluyendo la antigua Anáhuac (México) donde el jade se le conocía como chalchihuitl o “piedra de la vida”.

Desde la perspectiva taoísta,  el factor crucial para tener una nuestra vida larga y sana es la energía – llamada Chi– y por ello se han dedicado al estudio y desarrollo de técnicas dirigidas a manejar de manera óptima todos los flujos energéticos, incluyendo meditaciones en silla, de pie y en movimiento, el Tai Chi y el Chi Kung y en el caso de la mujer, ejercicios pélvicos con el huevo de jade. El objetivo principal de estas prácticas es el de poder incrementar nuestro energía vital y dirigirla a nuestros órganos y glándulas para así poder equilibrar nuestras hormonas, rejuvenecernos y auto-sanarnos.

Sin embargo, al poco tiempo me di cuenta de que el uso del huevo yoni como herramienta terapéutica y de gestión energética no era privativo del sistema Tao Curativo, de forma que creé, junto con Acire del Mar, el sistema de Sanación de Cristales para Mujeres de YSG®. Este sistema incorpora a las bellas prácticas taoístas el aspecto de sanación transgneracional a través del trabajo del Cuerpo del Dolor de la mujer propuesto por Eckhart Tolle y más recientemente unimos polos, lo ancestral con los conocimientos de fisiología y anatomía de punta a través de la integración a las enseñanzas y talleres de huevo yoni del método de Periné, Integración y Movimiento® de Nuria Vives en el cual me certifiqué como la primera facilitadora mexicana en 2018.

Esta combinación única, hace que tu práctica de huevo yoni esté fundamentada no solamente en prácticas de gestión energéticas que han funcionado a miles de mujeres durante miles de años, sino también una práctica segura, ya que tu cuerpo todo y tu vulva, vagina y suelo pélvico en particular se merecen solamente lo mejor.

La práctica del huevo yoni YSG® surge después de años de mis prácticas personales dentro del sistema Universal Healing Tao de Master Mantak Chia y los talleres que tomé en uno de sus institutos certificados en Londres, Reino Unido bajo la tutoría de Chris Deva North y Anamarta Antunes.

Durante mi formación, aprendí que el uso del huevo de jade provenía de una práctica espiritual que la elite imperial China practicaba desde hace más de 3,000 años y que desde alrededor de los años 70s ha siendo difundida en el Occidente a través del sistema del Tao Curativo ya mencionado. Sin embargo, el jade es un cristal que se considera sagrado y de gran importancia en diversas culturas, incluyendo la antigua Anáhuac (México) donde el jade se le conocía como chalchihuitl o “piedra de la vida”.

Desde la perspectiva taoísta,  el factor crucial para tener una nuestra vida larga y sana es la energía – llamada Chi– y por ello se han dedicado al estudio y desarrollo de técnicas dirigidas a manejar de manera óptima todos los flujos energéticos, incluyendo meditaciones en silla, de pie y en movimiento, el Tai Chi y el Chi Kung y en el caso de la mujer, ejercicios pélvicos con el huevo de jade. El objetivo principal de estas prácticas es el de poder incrementar nuestro energía vital y dirigirla a nuestros órganos y glándulas para así poder equilibrar nuestras hormonas, rejuvenecernos y auto-sanarnos.

Sin embargo, al poco tiempo me di cuenta de que el uso del huevo yoni como herramienta terapéutica y de gestión energética no era privativo del sistema Tao Curativo, de forma que creé, junto con Acire del Mar, el sistema de Sanación de Cristales para Mujeres de YSG®. Este sistema incorpora a las bellas prácticas taoístas el aspecto de sanación transgneracional a través del trabajo del Cuerpo del Dolor de la mujer propuesto por Eckhart Tolle y más recientemente unimos polos, lo ancestral con los conocimientos de fisiología y anatomía de punta a través de la integración a las enseñanzas y talleres de huevo yoni del método de Periné, Integración y Movimiento® de Nuria Vives en el cual me certifiqué como la primera facilitadora mexicana en 2018.

Esta combinación única, hace que tu práctica de huevo yoni esté fundamentada no solamente en prácticas de gestión energéticas que han funcionado a miles de mujeres durante miles de años, sino también una práctica segura, ya que tu cuerpo todo y tu vulva, vagina y suelo pélvico en particular se merecen solamente lo mejor.

¿Qué es el Tao de la Mujer que tanto mencionas? 

Los taoístas piensan que la energía contenida en nuestro centro sexual es la base de la creatividad, de la salud, de la vitalidad e incluso de la espiritualidad. La palabra “sexo”, xing en chino, está compuesta por el radical xincorazón/pensamiento” y sheng “crecimiento/vida” . Entendemos entonces a la sexualidad y la fuerza contenida en este centro energético como el acto sagrado de creación de la vida misma, pero también como la fuerza creativa que da ímpetu y ayuda a conformar cada uno de nuestros sueños, proyectos y anhelos, multiplicando esa energía tan poderosa con la de la compasión para lograr un equilibrio entre el fuego -Yang- y el agua -Yin-, o bien el Aguila y la Serpiente de la cosmovisión precolombina mesoamericana.

El Tao de la Mujer es una frase comúnmente asociada con el sistema Tao Curativo y las diversas prácticas femeninas que proponen. Sin embargo, mi fuente de inspiración es la definición en su libro “El Tao de las Mujeres” de Pamela Metz y Jacqueline Tobin quienes definen el Tao de la Mujer conforme a las enseñanzas de Lao Tsé en el Tao Te King en su introducción:

“El Tao de las mujeres significa el camino de ser mujeres”. 

El Tao de la Mujer por definición es indefinible. No se adapta a ningún sistema o estructura.

De hecho, se mezcla con todas las estructuras y sistemas. No es posible hacer un mapa del Tao de la Mujer,

Ni tampoco organizarlo en puntos o etapas detallados o definidos. 

El Tao de la Mujer es un peregrinar dentro del laberinto, un viaje desconocido a través de tu propio Bosque Encantado.

Se teje en formas que desafían a la mente, derrumban estructuras y paradigmas y que hacen crecer a tu Alma en el espíritu del Amor.

La práctica del huevo yoni YSG® surge después de años de mis prácticas personales dentro del sistema Universal Healing Tao de Master Mantak Chia y los talleres que tomé en uno de sus institutos certificados en Londres, Reino Unido bajo la tutoría de Chris Deva North y Anamarta Antunes.

Durante mi formación, aprendí que el uso del huevo de jade provenía de una práctica espiritual que la elite imperial China practicaba desde hace más de 3,000 años y que desde alrededor de los años 70s ha siendo difundida en el Occidente a través del sistema del Tao Curativo ya mencionado. Sin embargo, el jade es un cristal que se considera sagrado y de gran importancia en diversas culturas, incluyendo la antigua Anáhuac (México) donde el jade se le conocía como chalchihuitl o “piedra de la vida”.

Desde la perspectiva taoísta,  el factor crucial para tener una nuestra vida larga y sana es la energía – llamada Chi– y por ello se han dedicado al estudio y desarrollo de técnicas dirigidas a manejar de manera óptima todos los flujos energéticos, incluyendo meditaciones en silla, de pie y en movimiento, el Tai Chi y el Chi Kung y en el caso de la mujer, ejercicios pélvicos con el huevo de jade. El objetivo principal de estas prácticas es el de poder incrementar nuestro energía vital y dirigirla a nuestros órganos y glándulas para así poder equilibrar nuestras hormonas, rejuvenecernos y auto-sanarnos.

Sin embargo, al poco tiempo me di cuenta de que el uso del huevo yoni como herramienta terapéutica y de gestión energética no era privativo del sistema Tao Curativo, de forma que creé, junto con Acire del Mar, el sistema de Sanación de Cristales para Mujeres de YSG®. Este sistema incorpora a las bellas prácticas taoístas el aspecto de sanación transgneracional a través del trabajo del Cuerpo del Dolor de la mujer propuesto por Eckhart Tolle y más recientemente unimos polos, lo ancestral con los conocimientos de fisiología y anatomía de punta a través de la integración a las enseñanzas y talleres de huevo yoni del método de Periné, Integración y Movimiento® de Nuria Vives en el cual me certifiqué como la primera facilitadora mexicana en 2018.

Esta combinación única, hace que tu práctica de huevo yoni esté fundamentada no solamente en prácticas de gestión energéticas que han funcionado a miles de mujeres durante miles de años, sino también una práctica segura, ya que tu cuerpo todo y tu vulva, vagina y suelo pélvico en particular se merecen solamente lo mejor.

La práctica del huevo yoni YSG® surge después de años de mis prácticas personales dentro del sistema Universal Healing Tao de Master Mantak Chia y los talleres que tomé en uno de sus institutos certificados en Londres, Reino Unido bajo la tutoría de Chris Deva North y Anamarta Antunes.

Durante mi formación, aprendí que el uso del huevo de jade provenía de una práctica espiritual que la elite imperial China practicaba desde hace más de 3,000 años y que desde alrededor de los años 70s ha siendo difundida en el Occidente a través del sistema del Tao Curativo ya mencionado. Sin embargo, el jade es un cristal que se considera sagrado y de gran importancia en diversas culturas, incluyendo la antigua Anáhuac (México) donde el jade se le conocía como chalchihuitl o “piedra de la vida”.

Desde la perspectiva taoísta,  el factor crucial para tener una nuestra vida larga y sana es la energía – llamada Chi– y por ello se han dedicado al estudio y desarrollo de técnicas dirigidas a manejar de manera óptima todos los flujos energéticos, incluyendo meditaciones en silla, de pie y en movimiento, el Tai Chi y el Chi Kung y en el caso de la mujer, ejercicios pélvicos con el huevo de jade. El objetivo principal de estas prácticas es el de poder incrementar nuestro energía vital y dirigirla a nuestros órganos y glándulas para así poder equilibrar nuestras hormonas, rejuvenecernos y auto-sanarnos.

Sin embargo, al poco tiempo me di cuenta de que el uso del huevo yoni como herramienta terapéutica y de gestión energética no era privativo del sistema Tao Curativo, de forma que creé, junto con Acire del Mar, el sistema de Sanación de Cristales para Mujeres de YSG®. Este sistema incorpora a las bellas prácticas taoístas el aspecto de sanación transgneracional a través del trabajo del Cuerpo del Dolor de la mujer propuesto por Eckhart Tolle y más recientemente unimos polos, lo ancestral con los conocimientos de fisiología y anatomía de punta a través de la integración a las enseñanzas y talleres de huevo yoni del método de Periné, Integración y Movimiento® de Nuria Vives en el cual me certifiqué como la primera facilitadora mexicana en 2018.

Esta combinación única, hace que tu práctica de huevo yoni esté fundamentada no solamente en prácticas de gestión energéticas que han funcionado a miles de mujeres durante miles de años, sino también una práctica segura, ya que tu cuerpo todo y tu vulva, vagina y suelo pélvico en particular se merecen solamente lo mejor.

¿Qué es el Tao de la Mujer que tanto mencionas? 

Los taoístas piensan que la energía contenida en nuestro centro sexual es la base de la creatividad, de la salud, de la vitalidad e incluso de la espiritualidad. La palabra “sexo”, xing en chino, está compuesta por el radical xincorazón/pensamiento” y sheng “crecimiento/vida” . Entendemos entonces a la sexualidad y la fuerza contenida en este centro energético como el acto sagrado de creación de la vida misma, pero también como la fuerza creativa que da ímpetu y ayuda a conformar cada uno de nuestros sueños, proyectos y anhelos, multiplicando esa energía tan poderosa con la de la compasión para lograr un equilibrio entre el fuego -Yang- y el agua -Yin-, o bien el Aguila y la Serpiente de la cosmovisión precolombina mesoamericana.

El Tao de la Mujer es una frase comúnmente asociada con el sistema Tao Curativo y las diversas prácticas femeninas que proponen. Sin embargo, mi fuente de inspiración es la definición en su libro “El Tao de las Mujeres” de Pamela Metz y Jacqueline Tobin quienes definen el Tao de la Mujer conforme a las enseñanzas de Lao Tsé en el Tao Te King en su introducción:

“El Tao de las mujeres significa el camino de ser mujeres”. 

El Tao de la Mujer por definición es indefinible. No se adapta a ningún sistema o estructura.

De hecho, se mezcla con todas las estructuras y sistemas. No es posible hacer un mapa del Tao de la Mujer,

Ni tampoco organizarlo en puntos o etapas detallados o definidos. 

El Tao de la Mujer es un peregrinar dentro del laberinto, un viaje desconocido a través de tu propio Bosque Encantado.

Se teje en formas que desafían a la mente, derrumban estructuras y paradigmas y que hacen crecer a tu Alma en el espíritu del Amor.

AVISO

Yo Soy Gaia®, sus publicaciones, documentos, productos y talleres son Marca Registrada y nuestra Propiedad Intelectual conforme a las Leyes Internacionales vigentes pero sobre todo son protegidas por la LEY DEL KARMA UNIVERSAL.

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!